Esta pesada estantería de pared la cambiamos desde el salón hasta uno de los dormitorio.

Hubo que tapar los huecos de los tacos que quedaban, con Aguaplast y repasar la pintura.