Este cliente sacó, en su día, la caldera desde dentro de la cocina, a la terraza.

Pero los instaladores dejaron visto un feo conducto eléctrico.

Con una mini radial hicimos un cajeado en los azulejos y empotramos con tubo corrugado ese cable.

Lo rematamos con cemento blanco.

Este fue el proceso constructivo.