Suele ser habitual que los fregaderos de las cocinas en encimeras de SIlestone o Granito, se desprendan con el uso.

En estos casos, lo mejor es fijar una listón metálico o de madera con escuadras a los laterales del mueble de cocina inferior.

Y si se puede colocar una banda multifunción de neopreno para absorber los movimientos, mejor que mejor.

Este es el fregadero desprendido y este el listón empleado.