En la reforma que se hizo hace tres años en este salón, se desvió la bajante de acero fundido, rectificando su recorrido.

Esta rectificación de trazado empezó a dar problemas, hasta que se decidió que la bajante debía recuperar su posición original.

Se presentó este presupuesto

y se ejecutaron los trabajos, que fueron bastante complicados al tener que unir acero fundido con PVC de 75 mm.