Esta pequeña estantería estaba estropeada, de manera que no se podía colgar en la pared.

Se colocaron unas pletinas metálicas en los laterales, para que pudieran encajar unas escarpias.

Este fue el proceso: