Como suele pasar en casi todas las zonas de trabajo o estudio, el lío de cables, triples enchufes, alargaderas etc, que se forma debajo de las mesas, genera gran incomodidad.

Ello es debido a que los enchufes dispuestos en esas zonas son escasos.

En nuestra opinión, debería haber al menos 5 o 6 enchufes en cada zona de trabajo, ya que los requerimientos de hardware y otros dispositivos, y el tele trabajo, hace que las necesidades hayan cambiado en pocos años.

En este caso, el cliente nos pidió que añadiésemos tres enchufes en este tabique de Pladur.

Del enchufe de la habitación contigua, realizamos una prolongación.

Abrimos el hueco para recibir las cajas de derivación y colocamos los enchufes.

Sencillo, rápido y práctico.

Este fue el desarrollo de los trabajos:

y así quedó la cosa: