En esta mesa de comedor

el cliente nos pidió que colgásemos una bonita lámpara que había comprado él.
Así quedó la cosa: