Esta vivienda pertenece a unos pintores que almacenan una gran cantidad de cuadros.

En un antiguo cuarto de baño, se debía aprovechar el hueco de la bañera para almacenar cuadros de gran tamaño.

Se optó por unas baldas de aglomerado de 3 cm de espesor apoyadas en listones fijados a la pared perimetrales y unas escuadras metálicas de gran tamaño.

Este fue el presupuesto aceptado, en el que se pueden ver todos los materiales empleados

Y este el proceso de trabajo