Los zócalos de estos muebles de cocina estaban hinchas por la absorción de humedad de los años.

Se decidió comprar un tablero de 15 mm en melamina blanco, unos nuevos burletes y unos esquinemos modernos de inox. El presupuesto presentado fue de 95 € y este fue su descompuesto.

Los tableros se prepararon en taller y este fue el desarrollo de los trabajos: