El propietario quería colgar un reloj y un calendario, pero no quería perforar los azulejos de su cocina.

Esta fue la solución.