En este edificio de oficinas del polígono de Julián Camarillo, de Madrid, se sustituyeron todas las ventanas.

En concreto se trataba de 48 ventanas de aluminio, colocadas hace 50 años, con acristalamiento simple, que fueron sustituidas por unas modernas ventanas de aluminio con rotura de puente térmico sistema Venakal 54, canal 16, color negro, acristalamiento laminar 3+3/ 1'/ laminar 4+4 Planitehrm bajo emisivo y control solar.

El coste total de la operación fue de 29,000 € y se ejecutó en 20 dias.

Se fueron eliminando las hojas existentes, y se utilizaron los cercos para que sirvieran de contra cercos de las nuevas ventanas, separando unos de otros con banda multifunción aislante.

Este fue el proceso constructivo.